Punción Seca

La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas bastante finas para el tratamiento del síndrome del dolor miofascial, el cual es producido por los puntos gatillo.

Según Travell y Simons (2002) el punto gatillo miofascial es una zona irritable en un músculo esquelético asociada con un nódulo palpable hipersensible, localizado en una banda tensa. La zona es dolorosa a la palpación y puede dar lugar a dolor referido característico, hipersensibilidad a la presión referida, disfunción motora y fenómenos autonómicos. Representan una de las causas de dolor musculoesquelético agudo y crónico más frecuente, sin embargo se pueden asociar también a enfermedades subyacentes de carácter sistémico o ciertos trastornos metabólicos, parasitarios y nutricionales..

La técnica busca ser una prolongación de los dedos del fisioterapeuta mediante la aguja. Una vez ubicado el punto gatillo, la aguja entra y sale eliminando la tensión de la zona, desactivando el punto doloroso y estimulando el riego sanguíneo a la zona para la regeneración.