La auriculoterapia es una práctica terapéutica con más de 2000 años de antigüedad. Su origen viene de la medicina tradicional China, pero existen datos que confirman que en el antiguo Egipto, Grecia, roma y la antigua Persia, también se hacían uso de la técnica. Representa una rama específica de la acupuntura.

Comprende el diagnóstico y tratamiento de otras regiones del cuerpo mediante la estimulación de puntos energéticos reflejos ubicados en la oreja. La estimulación se puede realizar de diferentes maneras: masaje, agujas, semillas, chinchetas, electricidad…